3 Conceptos Básicos de Storytelling Para Usar en tu Marketing

19 Oct 3 Conceptos Básicos de Storytelling Para Usar en tu Marketing

¿Por qué usar el storytelling en marketing?

En marketing, el storytelling implica usar historias de tal manera que ayuden a vender tu producto o servicios. Los directores de marketing eligen esta técnica por muchas razones, pero la principal es que las historias atraen y persuaden a las personas, más que hechos y estadísticas. Son la forma más efectiva de conectar con clientes, marcas y vender tu producto. ¿Por qué?

Por una razón muy simple: las historias hacen que tu público te recuerde.

 

Los humanos vivimos y respiramos historias. Forman el 65% de nuestras conversaciones y son la manera en que nos comunicamos entre nosotros y con nuestros clientes. Desde que éramos niños, las historias han sido una parte intrínseca de nuestras vidas y han sido usadas para enseñar, motivar, inspirar o transformar. Más tarde, como adultos, las historias alientan recuerdos, emociones o pensamientos que en marketing ayudan a avanzar en el buyer’s journey. Hacen un llamamiento a nuestro lado emocional que combinado con lo racional ayuda al público objetivo a tomar una decisión de compra.

Las historias hacen que las experiencias (y por lo tanto nuestros productos o servicios) sean interesantes y memorables. Encienden nuestro interés, nos transportan prácticamente a cualquier lugar y son la herramienta más efectiva para transmitir nuestros mensajes. Esto, a su vez, ayuda a desarrollar el reconocimiento de la marca, a identificar al público objetivo mejor y, en última instancia, a desencadenar emociones que vuelven el proceso de conversión a nuestro favor, simplemente porque a través de esa emoción el público recuerda cómo los haces sentir y, como resultado, te recuerda a ti también. Bien hechas, las historias pueden ser un activo importante para tu negocio. Construyen tu cartera de clientes y, como resultado, crean tu marca y tu negocio.

Estos son los conceptos básicos del storytelling que necesitas saber:

Hay interminables estructuras y maneras de crear historias, cada una con diferentes ingredientes. Pero la trama de la historia en general se basa en 3 elementos clave: un héroe, un problema y una solución.

  1. Héroe: una historia convincente necesita un héroe (o héroes) con un objetivo para lograr. No dejes que la palabra “héroe” te confunda: el héroe necesita ser humano, no Superman. Él (o ella) necesita ser alguien con quien la audiencia se pueda relacionar, pueda simpatizar con ella. Una persona que despierta un sentimiento de “él es como yo”.
  2. Problema: el héroe debe enfrentarse a un problema u obstáculo para superar. Algo que impide que el héroe logre su objetivo.
  3. Solución: el cuerpo de la historia conlleva una serie de eventos que ayudan o inhiben aún más al héroe a superar el conflicto. Al final, el héroe supera el conflicto. Tu producto o servicio es la herramienta que lo ayuda a superarlo.

Finalmente, el storytelling debe centrarse en lo que les importa a tus clientes sin ser promocional. Para ser verdaderamente persuasivo, tu historia debe centrarse en tu público objetivo, no en torno a tu producto. Para verdaderamente captar la atención, es importante que la historia se enfoque en lo que les importa: ellos mismos.

Aquí un excelente ejemplo de storytelling centrado en el cliente de Dove Men + Care:

En tu opinión,

  • ¿Qué hace que este vídeo sea eficaz y persuasivo?
  • ¿Cómo atrae a su público objetivo?

 

Te invitamos a dejar tus comentarios en la sección de abajo. Si tienes otros ejemplos de storytelling utilizado para marketing, tampoco dudes en compartirlos con nosotros.

Share:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn