El marketing más emocional vuelve por Navidad

marketing-navidad

14 Dic El marketing más emocional vuelve por Navidad

La Navidad ha sido tradicional y culturalmente un periodo acompañado de valores como la solidaridad, el amor o la reconciliación. Una bondad que aflora en muchos de nosotros debido al contexto alegre y familiar que propician estas fiestas.

Durante esta época del año, muchas marcas apelan a las emociones para crear campañas que consigan un mayor engagement con su audiencia. A través de las emociones, éstas tratan de establecer un vínculo con su público objetivo con el fin de influir en la elección de ese producto o marca.

¿Cómo lo hacen? No existe una fórmula mágica para ganarse el corazón del público, pero está demostrado que apelar a emociones positivas aumenta la efectividad de cualquier mensaje, ya que relaciona la marca con algo positivo y hace que ésta sea recordada en el momento de la compra.

Estos recursos emocionales ligados al espíritu navideño son utilizados por las marcas cada año logrando, en algunos casos, formar parte de la memoria colectiva y transformarse en verdaderos iconos populares durante generaciones.

Estos son algunos ejemplos de spots navideños de hoy en día de conocidas marcas comerciales, así como de otros años que nos llegaron al corazón y se anclaron en nuestra memoria, además de dar gran notoriedad a sus respectivas marcas:
SPOT RUAVIEJA NAVIDAD 2018

SPOT COCA-COLA NAVIDAD 2018

SPOT LOTERÍA DE NAVIDAD 2018

SPOT COCA-COLA NAVIDAD 1993

SPOT TURRÓN EL ALMENDRO

SPOT FAMOSA

Si las marcas desean incrementar y potenciar las ventas en navidad, crear una campaña publicitaria emocional es solamente una de las acciones que pueden implementar para conseguirlo. Si tenemos en cuenta que cada año por estas fechas aparecen productos estrella que acaparan un porcentaje altísimo de las ventas, es necesario que las marcas optimicen al máximo todas sus acciones de marketing para tratar de influir en su público objetivo.

Sin dejar de lado lo emocional, una acción muy común y efectiva es construir un ambiente navideño. Diseñar un espacio en el que se “viva” la Navidad, apelando a la vista, el sonido e incluso el olfato mediante elementos como adornos, villancicos, etc.

Otra acción a destacar es hacer uso de las redes sociales y el email marketing para comunicar descuentos, crear sorteos, recomendar productos, etc .. y así alimentar ese deseo navideño previo a la decisión de compra, tratando que el cliente se impregne del manido pero eficaz “espíritu navideño” y que las marcas estén ahí para satisfacerlo.

Aunque se pueda creer que la experiencia de compra en Navidad está más que explotada desde el punto de vista del marketing, cada año aparecen soluciones creativas que consiguen dar la vuelta y estimular a los clientes potenciales. Hablamos de acciones como lanzar un catálogo físico para una tienda online, crear contenido y líneas de producto exclusivas para Navidad, vender luces navideñas para barbas o empezar la campaña de Navidad cada vez antes, sorprendiendo así a todo el mundo.

Para acabar, y volviendo al inicio, remarcar que numerosos estudios de neuromarketing han demostrado que la mayoría de decisiones de compra son de carácter irracional y vienen motivadas por un recuerdo vinculado a las emociones. Esto es utilizado con éxito por profesionales y creativos durante todo el año, pero es en Navidad cuando el marketing más emocional vuelve con toda su fuerza.

Share:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn