‘Dímelo tú, que eres cliente como yo’: Por qué funcionan los testimoniales

06 Feb ‘Dímelo tú, que eres cliente como yo’: Por qué funcionan los testimoniales

Lo hacemos todos. Si alguien nos dice “yo lo utilizo y me va bien”, nos es más fácil comprarlo. Sea cual sea el producto o servicio que vayamos a adquirir y tanto si somos un particular como una empresa.

En un mundo de profusión de mensajes de venta en el que todos los productos acaban teniendo las mismas ventajas, los mensajes clásicos de marketing tipo “nosotros lo hacemos mejor”, “nunca había sido tan fácil…” o “el único producto del mercado que…” – por citar sólo algunas de las fórmulas más manidas – , ya no funcionan. O no como lo hacían antes.

Las redes sociales han propiciado una comunicación más horizontal en la que los usuarios confían más en sus iguales que en los mejores argumentos de venta de las empresas. Así, el llamado ‘social proof’ se ha convertido en la prueba del algodón que los clientes necesitan para acabar de decidirse por una opción u otra y, a la vez, en una poderosa herramienta de promoción.

De ahí, la fuerza de los testimoniales que expresan la opinión de clientes. Que alguien diga de ti, en palabras sencillas, y de tú a tú, que mereces su confianza, es la mejor publicidad en los tiempos descreídos que corren.
Aumenta tu reputación y, por ende, tus posibilidades de conseguir más clientes, porque el éxito de tu negocio sea del tamaño que sea, depende en gran medida de lo que dices y de lo que dicen de ti. Más aún en negocios B2B en los que la confianza es un elemento clave de venta.

Los testimoniales apoyan tu estrategia de comunicación y multiplican tu mensaje de venta en diferentes canales. Porque, sean escritos o audiovisuales, cuando combinan una buena historia, un mensaje positivo y el poder emocional de las palabras o las imágenes, acaban siendo una fórmula ganadora.

Cómo usarlos

Cuando tienes una interacción positiva con algún cliente, puedes pedirle que haga un testimonial sobre su caso. No se trata de que venda tu producto o tu servicio, ni que diga solamente que eres maravilloso, sino simplemente que explique cuál era su problema y cómo le has ayudado a solucionarlo, qué respuesta le has dado. La verdad y la experiencia son más poderosas que cualquier eslogan.

El testimonial puede ser escrito o audiovisual. No hay un soporte mejor que otro. Depende en gran medida de lo que necesites y a quién te dirijas, aunque es cierto que el vídeo suele tener más carga emocional porque ves la cara del cliente y lo que traducen sus expresiones faciales y sus gestos corporales.

Ejemplos hay muchos, pero vamos a barrer para casa porque en Intracon también utilizamos testimoniales. Carlos Lahoz, Textiles Brand Innovation Manager en HP, valora especialmente la amplia cartera de soluciones de Intracon, su versatilidad, y también su flexibilidad, especialmente cuando los límites de los proyectos no están muy definidos.

De la misma forma, Mónica Torrecilla, Directora de Marketing de Neuraxpharm, apunta que los cambios de marca son complicados y delicados y destaca que Intracon ha sido clave en su proceso de transformación ya que ha conseguido que los vendedores se sientan parte de la nueva estrategia de la compañía.

Por último, Xavier Pegueroles, Responsable de Marketing de la división de automoción en PPG, primer fabricante del mundo en pintura industrial, apunta que Intracon es una agencia que “se compromete y se involucra con sus clientes.”

Son declaraciones sinceras que tus clientes valoran y que puedes utilizar tanto en tu web como en tu blog, en sales folders, notas de prensa u otros canales y, por supuesto, en todas tus cuentas de social media, adaptando el formato.
En este sentido, la estructura del testimonial no tiene que responder siempre al ABC del antes-durante-después, es decir, a qué has hecho por tu cliente y por qué está satisfecho. A veces, una anécdota puede convertirse en categoría y constituir un buen storytelling para tu testimonial. Creatividad al poder.

En resumen, la credibilidad es esencial para que tu negocio tenga éxito. Y el uso estratégico e inteligente de testimoniales puede ayudarte a aumentarla y, por lo tanto, a mejorar tu reputación y tus ventas. Nosotros ya lo hemos comprobado y podemos ayudarte en este proceso. ¿Quieres saber cómo?

Share:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn